Un análisis sobre la evolución económica 2013-2017 del Club, por Javier Cambiaso

Hace algunas semanas, desde Pensando en River publicamos una encuesta pidiendo opinión sobre en qué aspecto la gente considera que River ha mejorado más en estos últimos 3 años, siendo el económico y financiero el elegido por un 67% (sin considerar lo futbolístico). Más allá de la encuesta, surgieron distintas opiniones en redes sociales con motivo de la necesidad de incorporar jugadores para las fases finales de Copa Libertadores. La idea de esta nota es intentar poner un poco de luz sobre el asunto. En esta primera entrega analizaremos la evolución económica.

Periodo en análisis y algunos indicadores guía

El período en análisis incluye desde 09/2013 hasta 08/2016 coincidentes con los 3 balances cerrados durante la gestión D´onofrio (el primero compartido con los últimos meses de gestión de  Passarella).

En el lapso de tiempo mencionado el valor del dólar creció con respecto al peso un 163%, la inflación estimada estuvo cercana al 156% mientras que la variación de la cuota social del Activo Pleno fue 171%.

Evolución económica

Ingresos

El primer parámetro a analizar es la variación de ingresos que se puede ver en el siguiente cuadro:

Cuadro 1

Los ingresos crecieron casi 3,5 veces comparando el 2016 vs 2013 con la siguiente apertura:

cuadro 2

Los 3 rubros que más crecieron son ingresos por torneos (debido a la vuelta a torneos internacionales – en 2013 el club no participó en competencias de este tipo – y la implementación de Tu lugar en el Monumental – abono que creó la actual dirigencia), Ventas de jugadores (los campeonatos han revalorizado al plantel logrando muy buena ventas de jugadores de inferiores) y Publicidad (principalmente por renegociación de contratos). El incremento en estos fue tal que en 2013 representaban el 40% y en 2016 pasaron a ser el 67% del total de ingresos.

La contrapartida son los derechos de Tv (informados dentro de otros) que solo tuvieron un aumento del 40% en el periodo analizado. En 2013 fueron 56 millones mientras que en 2016 ascendieron a 79.5 millones. Este ingreso es una variable que está supeditada a los vaivenes de la AFA , los acuerdos que se logren para retrasmisión y no a la gestión del club. Sin embargo, si mejora la calidad del torneo y el mismo puede venderse en otros países, podría ser una gran área de mejora.

Adicionalmente se sumaron unos 45 mil aportantes por somos River (esquema que no existía) mientras que el incremento de ingresos por cuotas sociales estuvo en línea con la inflación (si bien los socios totales se han incrementado).

cuadro 3

 Egresos

Por el lado de los egresos, el crecimiento fue menos acentuado con un incremento total en el orden de 1,8 veces, apenas arriba del aumento de la inflación del periodo con la siguiente apertura:

La variación total puede ser apreciada en el siguiente cuadro:

cuadro 5

Al analizarlo por rubro, se puede observar que el correspondiente a Sueldos / Primas y Premios del plantel profesional  es el único  que creció por sobre la inflación del período (tiene un componente variable atado a resultados). Otros gastos Fútbol y Sueldos de otras áreas tuvieron un incremento cercano a inflación mientras que Otros gastos estuvo por debajo de este indicador.

cuadro 6

El caso de los egresos no ordinarios precisa una explicación especial debido a los distintos componentes incluidos según el siguiente detalle:

Los Resultados financieros tuvieron un  fuerte crecimiento entre 2013 y 2014 (siendo el origen el desfasaje financiero recibido de la gestión anterior) pero luego se mantuvieron estables indicando una mejora en el costo de la deuda total (teniendo en cuenta el incremento del pasivo año tras año)

Por otro lado, el aumento en Deudores incobrables y Juicios tiene origen en revalorización de partidas viejas y mayores contingencias reconocidas en los últimos años respectivamente

Resultado ordinario y resultado final

Finalmente vamos a ver el resultado final en dos niveles, resultado ordinario (es la suma de todos los ingresos menos todos los egresos, a excepción de los no ordinarios) y el resultado final (déficit o superávit) siendo la diferencia entre el total de ingresos y egresos:

cuadro 8

Tanto el resultado ordinario como el resultado final tuvieron una excelente evolución. En 2013 ambos eran negativos en (64) y (120) millones respectivamente mientras que en 2016 llegaron a un total positivo de 406 y 205 millones.

El resultado final fue déficit en 2014 mientras que se logró revertir en superávit tanto en 2015 como 2016. Un tema para puntualizar es que se llega a estos superávits de 109 y 205 millones con el impulso de ventas de jugadores (las que fueron incluidas descontando la amortización por compra de jugadores del ejercicio, reconociendo el esfuerzo para lograr las primeras) por 91 y 261 millones respectivamente.

Reflexiones finales

Durante la gestión D´onofrio se logró una mejora sustancial en los ingresos logrando revertir déficits de 2013 y 2014 para transformarlos en superávits en 2015 y 2016.

Si bien se logró una base de ingresos muy superadora a la recibida, se presentan signos de pregunta sobre la posibilidad de repetir todos los años esos ingresos, en particular por los ingresos por torneos (obliga al Club a estar siempre en posiciones de vanguardia local y en especial internacionalmente – cosa por otro lado deseable por los hinchas) y venta de jugadores (rubro que soportó los superávits de los últimos años haciendo necesaria alguna buena venta por cada año).

Este incremento de los ingresos permitió potenciar el gasto en el plantel profesional lo que permitirá tener la posibilidad de seducir a jugadores para que se sumen al Club y retener a otros por más tiempo.

Con respecto a otros gastos, se pudieron mantener dentro de los incrementos de precios generales independientemente de que se crearon nuevas gerencias para cubrir distintas posiciones inherentes al mantenimiento del Club y sus actividades

Queda por mejorar los gastos no ordinarios como intereses (como consecuencia a la deuda abultada que tiene el club) y deudores incobrables y juicios. Una mejora en este rubro permitirá que el excelente resultado ordinario pueda convertirse en mayor proporción en superávit del período.

Los derechos de TV aportarán más ingresos en próximos ejercicios (la licitación del año en curso aportará un adicional superior al 50% de lo obtenido en 2016), teniendo una posibilidad de mejora todavía mayor si se lo compara con el monto que reciben otras ligas extranjeras.

Finalmente, hay que aclarar, que el resultado económico dice poco de cuanto mejor o peor quedó conformado el plantel profesional (este es un punto muy difícil de medir por las subjetividades inherentes) al estar valuado al valor de compra del mismo.

Nota: Todos los cuadros, gráficos e informes son de producción propia y están basados en los balances y presupuestos que presenta el Club Atlético RiverPlate.

__________

Javier Cambiaso (@CambiasoJ)

Hincha de River. Socio de River desde 11/1983. 38 años. Contador Público y Licenciado en Administración (UBA). Mba (UADE). Gerente de Contabilidad local de una empresa multinacional de logística desde 2012. 18 años de experiencia en estudios contables y liderando equipos de contabilidad y finanzas en diversas empresas. 

2 comentarios sobre "Un análisis sobre la evolución económica 2013-2017 del Club, por Javier Cambiaso"

  1. Javier quiero felicitarte por el análisis y sugerirte que en lugar de hacerlo en términos nominales, lo hagas en términos reales (inflación incorporada). Saludos

  2. Excelente análisis. Te agradezco mucho la información y te quiero pedir si se puede incorporar año a año la deuda del club, como viene bajando o subiendo y ese tipo de información. Gracias

Dejar un comentario

Tu dirección de e-mail no será publciada


*