Tu Lugar en el Monumental: ¿premio o castigo? Por Luis Luján

A poco de comenzar una nueva temporada, el fútbol argentino atraviesa por una crisis que podríamos considerar única, sin precedentes, tanto en lo institucional como en lo deportivo. En este contexto -que no es ajeno a los clubes- River Plate se prepara no sin dificultades para rearmar un plantel que ha sufrido una sangría muy importante que mermó las posibilidades de obtener logros deportivos en el último año y medio.

Ante este panorama, el socio está preocupado por la renovación de Tu Lugar en el Monumental, habida cuenta del costo que tendrá un sistema de abonos que en su momento fue una herramienta válida (aunque-antiestatutaria) para ordenar el ingreso al estadio frente a la alta demanda y, por otro lado, la poca competencia que tendrá el equipo. Seguramente, el socio se estará preguntando: ¿vale la pena la renovación ante un panorama incierto? ¿En qué medida es conveniente renovar TLM, el precio es justo?

Precios 2016-2017 TLM

Precios para la renovación de Tu Lugar en el Monumental. Temporada 2016-2017

El sistema, tras varios semestres de implementado, debería pasar por algunas modificaciones, como consecuencia los huecos que su mismo funcionamiento ha revelado. De hecho, desde este mismo espacio y otros se hicieron llegar sugerencias al Club, algunas de las que se enumeran a continuación:

  • Establecer un procedimiento que permita a los abonados intercambiar ubicaciones por mayor o menor valor que no suponga perder el derecho adquirido cuando se estableció el sistema. Según el mecanismo actual, quien desee modificar su tribuna pierde la prioridad en su reserva, lo que lo convierte en inviable.
  • Permitir a los abonados a TLM elegir la ubicación que deseen en partidos internacionales.
  • Cesión directa de TLM entre socios.
  • Fijar una normativa para poder incorporar a los hijos a TLM y que puedan concurrir al mismo sector de la cancha o, por lo menos, un registro de los menores de seis años que concurren a los partidos para reservar su lugar una vez que cumplen los seis años.
  • Reconsiderar los valores de los packs de entradas para los partidos internacionales.
  • Recompensar a aquellos que liberen su TLM en los partidos que no pueden asistir, para motivar a que se convierta una práctica habitual que, por otro lado, permitirá el acceso a otros socios.
  • Fijar una posición respecto de aquellos abonados que concurren sólo a dos tres partidos por temporada, siendo titulares de un abono que realmente no necesitan, pero que adquieren sólo para asegurarse una ubicación. Una opción es crear un “abono compartido” con otro socio, eligiendo cada uno de antemano a qué partidos va a concurrir para evitar de ese modo espacios vacíos en el estadio.
  • En este sentido, crear y difundir un plan de concientización para el socio con el fin de que tenga claro que el hecho de abonarse a una localidad le quita la posibilidad a otro socio de hacerlo y por eso es tan importante abonarse sólo en caso de tener la certeza de hacer uso de dicho abono en forma regular, como así la también la de indicar la importancia de la liberación de las ubicaciones ante la no concurrencia para que el Club pueda disponer de ellas, quizás invitando a escuelas o entidades de bien público.
  • Que estas posibilidades de cambios sean visibles para todos y no que se trate cada caso en particular; es decir, que el socio sepa de antemano que puede acceder a ciertos cambios y/o beneficios. Información pública.

En definitiva, ya se le pidió al socio un gran esfuerzo cuando tuvo que comenzar a pagar para ingresar a ubicaciones que tradicionalmente fueron gratuitas. Fue, sin duda, una variable a la hora de conseguir fondos en un momento complicado del Club y hoy, según se nos hace saber, la situación ha cambiado. Entonces, llegó la hora de PREMIAR AL SOCIO que puso el hombro en un momento muy complicado de la institución.

Afuera (literalmente) ha quedado mucha gente. Muchos socios e hinchas no tienen la posibilidad de acceder al estadio incluso en días de partido con la cancha a un 50% o 60% de su capacidad cubierta, es momento de pensar en ellos porque también son parte de este maravilloso mundo llamado RIVER PLATE.

Como se expresó más arriba, TLM no debería existir. Sin embargo, existe, es una realidad y es absolutamente perfectible. Pasado el gran sofocón económico llegó la hora de mejorarlo de manera tal que sea una herramienta que aunque no conforme a todos, lo haga con la mayoría.

 

__________

Luis Luján

Perito Agrónomo, visitador médico, comerciante en el rubro tratamientos químicos textiles.
57 años. Hincha, socio y abonado de River. Casado con 2 hijos hinchas de River.
@Luigui1959

2 comentarios sobre "Tu Lugar en el Monumental: ¿premio o castigo? Por Luis Luján"

  1. Gracias por este espacio para comentar. En mi caso tome la decision de dejar de pagar TLM. No porque no pueda pagar el abono, sino porque me parece completamente injusto y antiestatutario. Llegamos al punto en que hay que pagar recargo por abonar en cuotas. En verdad esta dirigencia me defraudo! Mintieron en la campaña diciendo que arreglarian el tema de las entradas , en relidad lo que querian hacer era abonar las plateas que siempre fueron de libre acceso con la cuota al dia! Para esta dirigencia no somos socios, somos CLIENTES!

  2. Si juzgamos por los hechos, estos hablan por sí mismos. La energía y creatividad están sólo empleadas en pensar e implementar el cómo obtener más dinero del abonado. Está comprobado que no interesa fidelizar al abonado premiándolo de alguna forma por ceder su ubicación para la venta cuando decida no concurrir. Esta sensación es “vox populi” entre los abonados. Por eso no interesa molestarse en informar que no se concurrirá. El marketing de River en lo que que hace a acciones de fidelización del abonado es a todas luces pésimo.

Dejar un comentario

Tu dirección de e-mail no será publciada


*