Presupuesto, Asociación Civil y Políticas de Club. Por Pablo Sciolla

El último 24 de agosto, se realizó una Asamblea histórica en la que los Representantes de Socios ratificamos la figura de Asociación Civil para River Plate por unanimidad y aclamación. Este punto demostró la factibilidad de unir a los riverplatenses en ciertas ideas comunes. Toda la Asamblea se unió dando el apoyo político al Presidente D’Onofrio para defender la figura de Asociación Civil ante todo el fútbol argentino. Ahora bien, ¿puede esto lograrse para otros aspectos de la política de River? Más allá de los disensos, que lógicamente existen e incluso son sanos, ¿podemos construir otro tipo de consensos y que perduren en el largo plazo?

La Asamblea de la que formo parte votó ese mismo día el Presupuesto para el período 2016-2017. En mi discurso, mencioné ciertas políticas de gestión económica, que, en mi opinión y para evitar caer en errores anteriores, hay que mantener independientemente de quien gane las próximas elecciones. Me refiero a políticas de Club que van más allá de políticas de gobierno, es decir, que puedan trascender una gestión y en las que se construyan ciertos consensos, más allá de a quienes les toque ser circunstancialmente oficialismo u oposición. En los párrafos siguientes, menciono cinco políticas básicas y que se extraen del análisis del presupuesto.

1. Superávit

El siguiente gráfico muestra la evolución del superávit presupuestado año tras año. La línea negra indica la evolución del superávit real que, como se puede apreciar, supera consistentemente al presupuestado. En el último año, se presupuestó superávit por $47 millones y se estima un real de $179 millones. Esto es sano para la economía del Club.

Evolución Superávit 2. Independencia Económica

El déficit estructural de River en la década del 2000 y que estalló en la crisis del 2011-2013 generó la necesidad de diversificar las fuentes de financiamiento. En ese período, estos recursos rotaron entre cobrar contratos por adelantado (entre ellos, derechos de televisión), contraer deuda con bancos, inicialmente, luego con cualquiera dispuesto a prestar e incluyendo los tristemente célebres cheques de AFA y vender (y rematar) jugadores con tal de cerrar superávit.

El presupuesto votado este año demuestra que los ingresos de River se sustentan fundamentalmente por marketing, cuotas sociales, abonos y premios. Es decir, no tenemos dependencias de la televisión, la AFA o la venta de jugadores.

El gráfico siguiente indica un ranking ordenado respecto a las fuentes de ingreso de River. La barra roja indica el monto de ingreso por cada rubro y el porcentaje sobre cada barra indica cuánto representa ese rubro respecto al total de ingresos.

Ránking de ingresos

Por supuesto, debemos lograr una mejora en los derechos de televisión. No obstante, este rubro aparece sexto en los ingresos. Las transferencias y cesiones de jugadores aparecen en el octavo lugar. Sumados llegan a un 13% del presupuesto total y demuestran la baja dependencia que River tiene de esta clase de ingresos.

3. Nivelación entre ingresos y egresos estables y recurrentes

Una medida correcta de esta gestión es nivelar los ingresos estables y recurrentes (por ejemplo, las cuotas sociales, que se perciben mensualmente independientemente de que haya o no fútbol) y los egresos estables y recurrentes (por ejemplo, el pago mensual de salarios a empleados). Esta medida da previsibilidad en la gestión financiera asegurando el pago de salarios a los empleados.

4. Ingresos de Marketing

En el ejercicio 2014-2015, los ingresos por marketing fueron de $138 millones sobre $760 millones, representando un 18% del total. En este presupuesto, el rubro asciende a $305 millones, sobre $1.301 millones, siendo 23% del total. De esta manera, el ingreso por marketing no sólo ha crecido 119% nominalmente, sino además creció cinco puntos porcentuales respecto al total de ingresos.

Gran parte de este crecimiento se explica por las renegociaciones de contratos. No obstante, todavía hay espacio para seguir creciendo este rubro con políticas como Somos River, River Store, franquicias de Escuelas de Fútbol y nuevos contratos de sponsoreo. Marketing debe permanecer activo, generando nuevas ideas y potenciando las ya implementadas que, en general, dan resultado en el mediano y largo plazo.

Evolución Marketing

5. Mejora en situación de deuda

La deuda ha sido una situación altamente preocupante en el pasado para nuestro Club y, en particular, los costos financieros que ha acarreado. En este presupuesto, se observa una disminución de los costos financieros presupuestados en proporción a los ingresos. Esto muestra una deuda más sana.

El gráfico siguiente indica los niveles de costos financieros en relación con el nivel de ingresos. Se puede observar que los ingresos crecen (línea negra) mientras que los costos financieros permanecen en niveles similares año tras año. Esto es positivo.

Relación costos financieros-ingresosEste presupuesto también presenta elementos que indican que hace falta mejorar. La inversión en infraestructura sigue siendo baja y eso impacta el servicio a los socios tanto para quienes usan las instalaciones del club como para quienes asisten a los partidos. El estadio requiere más mejoras que trasciendan lo estético. El aporte de los socios al total de ingresos todavía supera al de otras épocas, conformado por el valor de las cuotas y de Tu Lugar en el Monumental combinados.

No obstante, espero que los riverplatenses hayamos aprendido a no caer en los errores económicos del pasado. Mantener el superávit, no depender de terceros, no adelantar el cobro de contratos, crecer los ingresos en marketing, asegurar el pago de salarios y reducir los costos financieros deben ser políticas que se mantengan independientemente de quién sea gobierno en las próximas elecciones.

Para concluir, necesitamos políticas que se sostengan en el largo plazo para poder lograr un crecimiento sustentable y continuar siendo la institución faro del fútbol mundial. River necesita más Políticas de Club, que se basen en consensos que trasciendan las gestiones coyunturales, sin desmerecer la existencia de disensos en otros temas. Es a través de la construcción de estos sanos consensos y disensos que vamos a lograr una institución cada vez más sólida para las próximas generaciones.

__________

Pablo Sciolla
Ingeniero en Sistemas de Información. Especialista en Analytics & Big Data. Profesor universitario.
Socio pleno de River Plate hace 24 años. Representante Titular de Socios de la Honorable Asamblea del Club Atlético River Plate.

Sé el primero en comentar sobre "Presupuesto, Asociación Civil y Políticas de Club. Por Pablo Sciolla"

Dejar un comentario

Tu dirección de e-mail no será publciada


*