Honestidad y transparencia. La imperiosa obligación de apertura institucional en River. Por Julieta Mancuso

Datos abiertos en RiverLas ventajas de los datos abiertos en River

En materia de comunicación, sostenemos desde hace tiempo que la gestión actual ha realizado grandes avances respecto del estado en que encontró este área cuando asumió en diciembre de 2013. Sin embargo, las mejoras que se concretaron apuntan más a un desarrollo de marketing que a una apertura institucional de información clave sobre el Club.

Entre la información clave, consideramos que debería accederse con facilidad en el marco de una política de datos abiertos a lo siguiente: el balance de cada ejercicio, las resoluciones de Comisión Directiva, las minutas de reunión de Asamblea de Representantes, los informes de la Comisión Fiscalizadora, los avances de trabajo de las distintas comisiones como, por ejemplo, la dedicada a reforma del Estatuto, los contratos por publicidad, los porcentajes de cada jugador de fútbol y la duración de su contrato, los presupuestos aprobados y su ejecución, entre otros.

Si bien existe el Derecho a la Información al Socio, su ejercicio es individual y presencial lo que es una limitación práctica y, en cierta medida, discriminatoria para aquellos de los de 90 mil socios activos del Club Atlético River Plate a los que quienes integran las distintas instancias de gestión -sean resultado de las elecciones generales o no- deben rendir informes. Habida cuenta de la reiterada mención en los medios de las deterioradas condiciones en que se recibió la institución, el socio merece mayor información que aquella que se dispersa a cuentagotas a través de las entrevistas concedidas a discreción o bien exigidas por las circunstancias, como la viralización de documentos de oficialidad dudosa o la intencionada fragmentación de datos vitales, como sucedió recientemente con aquellos vinculados a la aprobación de un crédito en Asamblea Extraordinaria.

Hay dos modos muy sencillos de contrarrestar esta situación de poca claridad que se enturbia con sospechas en un momento donde la ausencia de logros deportivos y mercados de pases polémicos exaltan la necesidad de conocer qué es lo que sucede en River más allá de la pelota que rueda.

En primer lugar, la publicación online de todos los documentos de interés que pueden requerirse a través del ejercicio del Derecho a la Infomación al Socio pero que, como mencionamos, tiene limitaciones importantes. Publicación que debe ser instrumentada de la manera más clara posible para que cualquiera sea capaz de encontrar estos datos, aún sin buscarlos. El Estatuto está publicado en el sitio oficial, ¿cuántos saben dónde encontrarlo? El Código de Conducta es otro documento importante que debería estar a disposición.

En segundo lugar, la implementación de streaming de reuniones de Comisión Directiva y de Asamblea de Representantes. En la actualidad, cualquier usuario con un smartphone y una conexión de datos puede transmitir videos en vivo. No obstante, no es necesario llegar a ese extremo ya que el mismo Club utiliza esta tecnología para mostrar cómo el equipo baja al vestuario o algunas conferencias de prensa. La curaduría que se produce en este sentido demuestra una inclinación institucional hacia una comunicación volcada al marketing, más que a una gestión abierta y participativa.

Durante la campaña, el pilar número uno de la lista del presidente Rodolfo D’Onofrio hablaba de “honestidad y transparencia”. Sin necesariamente dudar de la honestidad de nuestros representantes temporales, la segunda cláusula de esa promesa es la que avala la probidad de aquellos que gestionan River Plate y la eficacia de sus acciones. En sus 114 años de existencia, el Club ha construido su identidad sobrepasando la circunferencia de la número 5, siendo parte de nuestra esencia la excelencia en todo sentido; del mismo modo que “honestidad y transparencia” se convierten en términos inseparables, “éxitos deportivos y excelencia institucional” es el par que a lo largo de la historia se ha convertido en nuestra razón de ser.

 

__________

Julieta Mancuso
Estudió Ciencias de la Comunicación Social (UBA). Es especialista en Relaciones Institucionales. Actualmente se desempeña en el ámbito de la educación superior.
Socia de River Plate.

2 comentarios sobre "Honestidad y transparencia. La imperiosa obligación de apertura institucional en River. Por Julieta Mancuso"

  1. Excelente mirada y excelente propuesta. Hoy si no hay alguién a quién podemos llamar “contacto” que te da información de diferentes temas es muy dificil que el socio tenga acceso a las distintas temáticas, aún siendo de manera presencial; esto no solo genera desinformación si no “mala información” , en un club como River , muy politizado, esto indudablemente conspira en contra de la vida institucional del Club.

  2. Yo soy socio y la verdad que me gustaría saber más del estado del club, pero no sé ni dónde ni cómo pedir información…

Dejar un comentario

Tu dirección de e-mail no será publciada


*