Estación Monumental ¿Sólo una promesa? Por Luis Luján

A un año de la inauguración de la estación Ciudad Universitaria-Estadio Monumental, la denominación oficial no incluye la doble nomenclatura y sólo hace referencia a la sede de la Universidad de Buenos Aires. Si bien meses antes de que sea abierta al público el Ministro Randazzo aseguró que se haría efectiva la doble nomenclatura, ni en la señaléctica, ni en ningún documento oficial ferroviario o de la Ciudad se incluye el segundo término que corresponde a nuestro Club. Este es un compromiso asumido por las autoridades que ni los hinchas, simpatizantes ni socios de River Plate van a permitir que no se honre.

El 29 de agosto de 2015, se inauguró la estación y asistieron a la ceremonia los entonces Presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el Ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo y el propio Rodolfo D’Onofrio, quien fue especialmente invitado al evento y además tuvo el gesto de obsequiar a la Presidente una camiseta de nuestra institución. Es justo entonces pedir que aquel evento no quede sólo en un acto protocolar y se traduzca en algo concreto y tangible.

En 1938, se inauguró el Estadio Monumental del Club Atlético River Plate. Sus alrededores eran terrenos baldíos, algunos directamente pantanos, incluido el predio donde hoy está ubicada la Ciudad Universitaria que fuera construida muchos años después, en parte sobre terrenos ganados al río. En 1956, la Universidad de Buenos Aires desarrolló un plan de modernización que implicó la creación de la Comisión de Construcción de la Ciudad Universitaria. En 1964, comenzó la edificación del primer pabellón de gran volumen que recién se ocupó en 1967 y en 1971 el siguiente. Casi treinta años transcurrieron entre la inauguración del Antonio Vespucio Liberti y la ocupación del primer pabellón.

Sin desconocer el valor arquitectónico y simbólico que tiene la UBA en la formación de profesionales, es innegable que por historia, por ser pioneros en la urbanización del espacio y percibir el gran potencial de la zona y porque River Plate es una institución centenaria cuyo Estadio Monumental es un ícono de Buenos Aires hacia el mundo, el Club debe tener el justo reconocimiento que reclaman sus hinchas, socios, simpatizantes y todas las personas que a través de los años se formaron deportiva, cultural y socialmente en la institución. Teniendo en cuenta, también, que muchos atletas formados en River han sido y son representantes del país en las máximas competencias deportivas.

Incluso desde la perspectiva donde las paradas de transporte público deben contribuir a la geolocalización de sus usuarios, es evidente que River Plate y su emblemático estadio, escenario de una final mundialista, sede de grandes recitales y de numerosos encuentros de la Selección Nacional constituye un punto reconocible y fácilmente identificable para quienes utilizan el ferrocarril.

La estación debe llamarse oficial y definitivamente CIUDAD UNIVERSITARIA-ESTADIO MONUMENTAL. No sólo atendiendo a los argumentos mencionados, sino también a que el Estado a través de sus autoridades respaldó el pedido que miles de hinchas canalizaron, impulsaron y sostuvieron a través de la plataforma Change.org. Esperamos una respuesta rápida de todas aquellas personas a quienes le compete la toma de decisión respecto de esta cuestión.

  • Proximidad de la Estación con el Estadio Monumental

Para conocer cómo se gestó la idea, pueden leer esta nota: Estación Monumental: Así nació y se desarrolló la idea

__________

Luis Luján

Perito Agrónomo, visitador médico, comerciante en el rubro tratamientos químicos textiles.
57 años. Hincha, socio y abonado de River. Casado con 2 hijos hinchas de River.
@Luigui1959

1 Comentario sobre "Estación Monumental ¿Sólo una promesa? Por Luis Luján"

  1. El reconocimiento debe ser inmediato!! Ya se acordó en la inauguración de la estación y los argumentos históricos son innegables. Pronta solución ya!!

Dejar un comentario

Tu dirección de e-mail no será publciada


*